2021

    ¿Qué tan difícil es predecir el futuro? Realmente no lo es, el problema es que nuestras mentes están llenas de buenos deseos, de los recuerdos de tiempos pasados y de que ese futuro se ajuste a nuestra conveniencia.

    Hoy estamos en un limbo, estancados con un problema lejos de tener una solución que se transformo de un problema sanitario a revelar sus consecuencias en lo económico y en lo social, muchos de esos problemas existían antes de la pandemia, economías frágiles, un sistema económico en los limites de su existencia y un estilo de vida donde lo importante se dejo a un lado por lo urgente, donde nos preocupamos mas por el hoy sin importar el futuro, donde ya en el siglo 21 no somos capaces de reemplazar el yo por el nosotros.

    Como todo en la vida tiene un cause natural, las sociedades, para definir de alguna forma las actividades humanas, no escapan de ese destino, a lo largo de la historia podemos ver como hay periodos de estancamiento son sacudidos por algún evento natural o social que amen de sus consecuencias lleva a las sociedades avanzar.

    Podemos dejarnos llevar por visiones apocalípticas, pero no es así, podemos pensar en teorías conspirativas, y estamos en nuestro derecho, pero tampoco es por ahí, pertenecemos a una especie en constante evolución, con errores y aciertos, el problema radica en que no hemos sido capaces de vencer nuestros miedos, justificados en el hombre primitivo, pero ¿nosotros?, perder una estabilidad, objetos materiales, un estilo de vida, nos da miedo el tener que volver a empezar.

    No hay que dejar a un lado la pena y la tristeza por aquellos que hoy ya no están, debemos secarnos las lágrimas seguir adelante, ¿Qué viene?, grandes cambios en todos los aspectos, las economías se van a tener que reajustar, de una forma u otra se llegó a un piso donde todas y con sus propios recursos van a tener que salir adelante, las ayudas de otros países no van a estar presentes, no va haber paquetes de rescate o plan Marshall ya que todos en esta historia naufragaron.

    En lo social muchos de esos cambios ya se están dando, el trabajo a distancia, las teleconferencias llegaron para quedarse, la gastronomía, la industria turística se ajustará a los nuevos tiempos, los grandes contingentes ya quedaran en el pasado, podremos seguir disfrutando ahora con más espacio.

    En esta nueva historia que se abre van haber muchos aciertos y muchos errores, algo natural, pero el mayor impedimento va a ser la resistencia que cada uno de nosotros pongamos ante los estos cambios, la globalización y la interacción entre las distintas naciones es algo que seguirá presente y mas frecuentemente, no olvidemos que todos somos parte de este mundo.

    El compromiso real de las naciones en cuanto al cambio climático va a ser un factor determinan, el abordar de una forma más responsable los conflictos bélicos y sociales, las hambrunas será determinante para evitar los grandes desplazamientos de poblaciones.

    ¿Como será ese futuro próximo? estará sujeto a lo que esta gran experiencia nos enseño y en nuestra capacidad de adaptarnos a los cambios, a desempolvar todas aquellas habilidades que teníamos arrumbadas y ponerlas en práctica, a no esperar se alineen las estrellas del firmamento para que la suerte nos acompañe, a no esperar que alguien o un ser divino acuda a nuestra ayuda.

    El futuro es inevitable y esta enfrente nuestro, no es como será sino como nos desenvolveremos en él, esa es la clave.  

    Carlos Migliavacca

    Carlos Migliavacca

    Leer mas notas de este autor.

    Planeta Tierra, Vía Láctea. http://6con50.com