HOMO INSAPIENS

    ¨Solo la verdad os hará libres¨ frase acuñada hace dos mil años y que todavía hoy no somos capaces de que sea parte de nuestra vida cotidiana.

    En 1898 el escritor francés Emile Zola publicó su famosa carta abierta “Yo acuso” en defensa del capitán Alfred Dreyfus generando un escándalo y la revisión de su caso al punto que se declarara su inocencia.

    En la década los años 70 los periodistas del Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward publicaron una serie de artículos que se convirtieron en llamado caso Watergate desencadenando la renuncia del presidente Nixon.

    Ya en la actualidad es conocido el revuelo que generaron las publicaciones de WikiLeaks y las consecuencias que debió y debe afrontar su titular Julián Assange.

    Estas referencias, así como muchas más vienen a la luz en relación a como hoy se manejan las noticias, como se difunde la información y como hoy con toda la tecnología a nuestro alcance estamos más desinformados.

    Las famosas fake news o noticias falsas invaden las redes sociales, los grupos interesados en torcer la verdad a su conveniencia se aprovechan de este escenario para presentar una verdad que se ajusta a sus intereses.

    Nadie se hace responsable de nada bajo la excusa de ser censurado o por un supuesto temor a las consecuencias de sus palabras, de sus pensamientos, escondiéndose en un anonimato cobarde, tirar la piedra y esconder la mano.

    Son en tiempos donde la inmediatez de la información es lo que importa, no su contenido o su veracidad, pocos son quienes acuden a la fuente para confirmar, pero ¿a quién importa?, si al rato sale una nueva noticia buscando su espectacularidad, Google presenta la información como un producto más que debe de ser consumido en ese instante sin posibilidades a pensar.

    A esto debemos agregar una sub cultura perversa de despertar el temor en la gente presentando escenarios dantescos o apocalípticos, la siguiente pandemia será más letal, lloverán meteoritos, nacerán nuevamente los dinosaurios o algo más dramático ya no habrá internet.

    Vivimos en el momento de la tecnología, contamos con un sin número de posibilidades para comunicarnos, para informar y ser informados, para expresar nuestras ideas, nuestros pensamientos, sin en cambio nos dejamos contaminar con toda esta basura mediática, a quién le interesa saber el color de los calzoncillos del presidente o que comió o dejo de comer determinado personaje.

    No quiero con estos comentarios censurar a nadie, desde el momento que hacemos público nuestras ideas debemos hacernos responsable de ellas, estos personajes antes mencionados serían desconocidos si no hubieran firmado su trabajo, es asumir la responsabilidad de utilizar los medios a nuestro alcance para contribuir, para señalar lo que está mal y tratar de mejorar lo que se debe de mejorar.

    El repetir por el simple hecho de repetir, como hoy se dice dar link a una nota sin revisar que esa información sea cierta es un acto irresponsable, es faltarle el respeto a quien se lo envía, me llego un artículo donde dice que hoy a las 23.40 hrs., un meteorito terminara con nuestra existencia, gracias porque al hacer caso de la nota es posible que este todo el día angustiado y tal vez haga cosas que no debería hacer, es un exagerado ejemplo de lo que puede ocasionar esta practicar de re enviar.

    Nos convertimos en víctimas de esa propaganda goebbleriana de repetir una mentira tantas veces hasta que se convierta en realidad, es acaso que perdimos la capacidad de diferencia que es cierto y que no, al permitirlo dejamos de ser personas para convertirnos en un repetidor de lo que otros dicen.

    O será acaso que estamos preparando el escenario para que mañana la inteligencia artificial piense por nosotros ya que perdimos esa capacidad. Esto es lo que yo pienso.

    Carlos Migliavacca

    Carlos Migliavacca

    Leer mas notas de este autor.

    Planeta Tierra, Vía Láctea. http://6con50.com